El Hogar de las Oposiciones

Este blog de oposiciones y más está aquí porque es lo que vivimos en casa. Un lugar donde el opositor es también madre o padre, amigo, hermano, novio o novia, da igual. Estudiar oposiciones solo es una parte de nuestra vida, aunque grande, pero alrededor de los temarios y apuntes de las oposiciones hay una persona y un hogar, con mil quehaceres más.

Estudios y oposiciones

Aquí hablamos de cualquier cosa relacionada con estudiar. La gran pregunta que queremos responder es: ¿Cómo estudiar oposiciones? Claro que es algo muy amplio, pero tu como estudiante habrás tenido que compaginar estudios diferentes, como cursos de ofimática o de idioma, o cursos homologados para la fase de concurso. Además tienes tu vida, tus problemas, cosas que atender… Al final eres un todoterreno estudiantil.

 

Papelería

Para nosotros los empollones que nos encanta probar cositas nuevas para nuestro Opozulo. Escribiremos reseñas y opiniones de lo que vamos comprando. Así que si te podemos ayudar en tu decisión, pues mejor.

Recetas caseras

A lo mejor te parecerá raro, ¿recetas de cocina en un blog de oposiciones? ¿Pero esto que es?

Tranquilidad. Simplemente compartimos las recetillas que más nos gustan. Decidimos meterlas aquí porque en nuestro nuevo hogar además de estudiar hay que atender la casa, cocinar, lavar, limpiar, etc. Un opositor con obligaciones y con sus quehaceres, que somos personas normales ¿eh?

Blog

Pues toca desconectar un poco y charlar de otras cosas, que no todo va a ser estudiar. Aquí espérate cualquier cosa un poco random para esos ratitos de relax con un café calentito.

Por qué estudiar oposiciones

Sin entrar en polémica (o si), el empleo público siempre existirá y es la mejor opción para conseguir estabilidad y calidad de vida. No digo que esto sea el sector que deba elegir todo el mundo, no sería sostenible. Pero la ventaja es clara, un funcionario público tiene la maravillosa sensación de que jamás le va a faltar el sueldo a final de mes.

Tu podrás decirme, oye, no es todo oro lo que reluce, trabajo desde hace años y no me he quedado parado, en el sector privado se gana más, el empleo público es un gasto, bla bla bla. Te daré la razón. Pero el empleo público es necesario, sin entrar en matices. Es muy amplio, con infinidad de puestos de trabajo diferentes. Cualquier persona puede encontrar aquí su trabajo ideal y además disfrutar de las mejores condiciones laborales.

Ser funcionario es sinónimo de flexibilidad: Asuntos propios, fines de semana libres, vacaciones, permisos, cambios de destino, reducciones de jornada para cuidar de los hijos y en muchos de los casos compatibilidad con otras actividades para ganar un sobresueldo. Los hobbies aquí son posibles y atender a la familia más fácil.

¿Cuáles son los requisitos para opositar?

Depende de cada oposición, pero por regla general serían:

  • Tener la nacionalidad española.
  • Poseer la capacidad para realizar las tareas a desempeñar.
  • Tener 16 años y no exceder la edad máxima de jubilación.
  • No haber sido separado mediante expediente disciplinario del servicio de cualquiera de las Administraciones Públicas, órganos constitucionales o estatutarios de las Comunidades Autónomas.
  • No estar inhabilitado para empleos o cargos públicos por resolución judicial o para ejercer funciones similares a las que desempeñaban en el caso del personal laboral, en el que hubiese sido separado o inhabilitado.
  • En el caso de ser nacional de otro estado, no encontrarse inhabilitado o en situación equivalente.
  • No haber sido sometido a sanción disciplinaria o equivalente que impida acceder al empleo público.
  • Estar en posesión de la titulación mínima exigida.