Trucos para los exámenes tipo test

preparar examen tipo test

Vamos a charlar un poco sobre este tema porque, como estarás de acuerdo, son los peores enemigos de los opositores y opositoras como nosotros. Para saber cómo aprobar un examen tipo test tenemos que tener en cuenta algunos conceptos básicos.

Cómo preparar un examen tipo test

Estudia, pero practica con simulacros

Practica, practica y practica. Es la prueba más fiel de que vas por buen camino. Evitarás caer en la trampa de la falsa sensación de que te lo sabes.

¿No has tenido la sensación de “miedo” cuando vas a practicar los test? Esto pasa porque en el fondo sabemos que nos enfrentaremos a la realidad. Sin embargo, si obtenemos buenos resultados en los simulacros, nos dará el mejor empujón en nuestra motivación.

Evita estudiar tanto de memoria

No memorices tanto, entiende el temario, utiliza reglas mnemotécnicas y asociaciones. Es más fácil que te confundan con los enunciados si estudias todo de memoria, es natural. Podrás conseguir recordar tropecientas fechas o números diferentes, pero para asociarlas a los conceptos correctos y no mezclarlos, necesitamos otro canal de aprendizaje, ahí entra la mnemotecnia. Hablamos sobre esto más ampliamente en nuestro artículo de técnicas de estudio.

Cómo aprobar un examen tipo test

estudiante cansado oposiciones

Ya estás en el día que puede ser uno de los más importantes de tu vida. Así que vamos a mimar un poco nuestro modus operandi.

Primero responde las preguntas fáciles, después le darás la segunda vuelta, pero ahora céntrate en las que puedes contestar sin mucho esfuerzo. Con esto ganarás tiempo y será un alivio para ti, liberarás tensión.

No te la juegues. En la mayoría de los exámenes de las oposiciones suelen penalizar los fallos. Es mejor dejar en blanco que contestar mal.

Pistas en las respuestas del test

Esto es estadístico ¿vale? No es siempre así, pero intento ayudarte para que, en el momento de que te topes con una pregunta en la que dudes, puedas descartar algunas opciones.

  • La respuesta más larga suele ser la correcta.
  • “Todas las anteriores son correctas”: suele ser esa.
  • “Todas las anteriores son falsas”: suele ser la falsa.
  • Cuando una respuesta contenga “siempre” o “nunca” suele ser falsa.
  • Si la respuesta no concuerda en género o número con la pregunta, es falsa.

No ir cansados al examen

Parece obvio pero es natural pasar la noche antes en vela por los nervios.

El cansancio puede darte un suspenso por muy preparado que tengas el temario. La fatiga mental nos hace torpes a la hora de entender los enunciados y más aun si tenemos que elegir entre una serie de respuestas enrevesadas que solo cambian entre sí dos o tres palabras.

Es muy importante que le dediquemos tiempo a preparar el descanso. Me explico: no basta con dormir bien la noche anterior porque tu cuerpo se ha adaptado a una rutina de estrés y a un horario. Para levantarnos descansados debemos acostarnos temprano varios días antes y notar que cuando estamos en pie a una hora parecida a la del examen, estamos lo más frescos posible.

No tires por tierra tu esfuerzo por una mala gestión del sueño.

Cuida tu alimentación para estudiar

alimentos para estudiar oposiciones

Como cuando haces deporte. El descanso y la alimentación son fundamentales para el rendimiento, cualquiera que sea la disciplina.

Debes nutrir la máquina de tu cuerpo con alimentos saludables. La mala digestión, la acidez, la sensación de estar lleno… ¿Te suena? Si eres estudiante y tienes un examen a la vuelta de la esquina, aprovecha cualquier recurso y condición para que nada influya negativamente en tus notas.

Alimentos que debe evitar un estudiante

Desayuna fuerte, sin pasarte. Por favor, evita la bollería industrial y todo lo que tenga grasas saturadas, lo que queremos es comer sano, ¿no? No nos vamos a poner a mezclar café con atún en el desayuno, por supuesto desayuna, dentro de lo mejor, lo que más te guste.

¿Te gusta el café? Pues evita el azúcar, hay más formas de edulcorar nuestras bebidas y mucha gente ni las conoce, date un paseo por el súper y fíjate bien. Igual pasa con los zumos “naturales” entre muchas comillas, aquí nos están vendiendo casi golosinas líquidas. Lo mismo ocurre con los cereales azucarados, que los elegimos porque están más ricos, o al menos eso crees.

No se trata de pasar hambre, solo hay que buscar alternativas.

Te cuento algo que me ha pasado a mí: he conseguido disminuir el consumo de azúcar en los alimentos progresivamente. Empecé con tres pastillas de sacarina para el café, ahora voy por una. ¿Cereales? Sin azúcar, utilizo edulcorante líquido. Al cabo de las semanas, todo me sabe mejor con menos dulzor.

Te aclaro que no estoy obsesionado con el físico ni con la alimentación para nada, pero te aseguro que ya no siento ni mi estómago ni mi tripa, una gozada sentirse así.

Echa mano a la creatividad en tu cocina. Puedes pasarte por algunas de nuestras recetas con patatas cocidas, en vez de fritas, nuestros platos a la plancha, las salsas… Que hambre me está entrando.

¡Mucha suerte con tu examen!

Contenidos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *